lunes, 5 de mayo de 2014

Tutorial- Review: coloreando con Kurecolor y copic

Buenas tardes =D

Esta vez vengo a enseñaros el proceso de coloreado de un encargo. He querido aprovechar para probar material nuevo: los calibrados de Artline y los rotuladores Kurecolor, cortesía de Articomic.

Para empeza a contaros, el dibujo, como véis, es Shun de Saint seiya, un encargo que corresponde a una de las ediciones de oro de mi doujinshi yaoi "When you came into my life" (chssst, ¡hacéos con una copia, preguntadnos!). Los calibrados de Artline fue el "pago"por los talleres de la semana pasada en el Ficzone Granada, cuando di el taller de entintado :). Tuvieron a bien entregarme material, así que decidí hacer el entitado con sus calibrados. 
Los calibrados en sí venían en un estuchito como este. Vienen tres rotuladores calibrados, de 0.2, 0.4 y 0.8 que son los básicos que se suelen encontrar en marcas como Staedler y demás. A la hora de utilizarlos no hay mucha diferencia con otros calibrados que he usado, la verdad, salvo por una pequeña "molestia" que es la dificultad de encajar la tapa al "culo" del rotu, y no hay algo que me guste menos tener las tapas de los rotus por ahí danzando cuando, encima, hay tras gatos en casa.
Por lo que sé tienen una gama calibrada desde el 0.1 al 0.8. Se pueden encontrar en papelerías y el precio (por lo que he visto online) ronda entre os 5,60€ y los casi 8€.



Pero vamos a la muestra gráfica. Yo normalmente, para entintar, suelo empezar de menos a más. Es decir, comienzo entintando la figura en general, y luego voy añadiendo los detalles con calibrados más finos. Para variar el grosor de la línea a veces cambio de calibrado, aunque otras tiro con uno fino rellenando huecos y ensanchando la línea en algunos puntos, como las esquinas, las curvas exteriores.... Siempre procuro hacer la línea exterior un poquito más gruesa que lo que contiene dentro la figura.



 Boceto y comienzo de entintado

Final de entintado

En este caso apenas usé el 0.8, sino que casi todo se hizo con el 0.2 y el 0.4. En este caso tiene un brillo especial para la armadura, pero eso se hizo con un Copic Multiliner de 1.0

Y entonces es cuando pasé al color. Articomic me pasó tres colores de piel de la marca Kurecolor para que diera mi opinión :)
La verdad es que la marca la conocía como una alternativa buena y económica a Copic, que es lo que uso normalmente y la marca que goza de más renombre. Para los profanos, son rotuladores profesionales al alcohol.

Pues allí me lancé a colorear la piel (concretamente me pasaron los colores 740 (pale blush) 741 (blush) , y 417 (porcelain)
Los rotus en concreto tienen dos puntas, una finita y dura o tra en plan pincel, pero no tan blandita como la de los copic, y más fina, pero muy suave y que hace muy fácil colorear, la verdad.

La parte positiva de la experiencia es que los colores son muy bonitos y quedan muy bien, nada que envidiar a Copic, la marca a comparar, y la punta de rotulador normal es muy útil y deja un acabado distinto a la clásica biselada de Copic (que tiene una punta de pincel y otra biselada). Pero personalmente me gustó 
mucho más la punta pincel.





La parte maja del asunto es que, al contrario que Copic, Kurecolor sí distingue las dos puntas, la de pincel tiene la tapa negra, mientras que la punta de rolulador lleva el color del propio rotulador. Punto a favor de alguien que está cansadísima de coger el Copic de turno, levantar la tapa y encontrarse con que no es la punta que tenía (yo lo llamo el síndrome del USB XD).
Reacciona bien y se consigue un bonito degradado con alcohol de 70ºC, o el blender normal de Copic, lo que lo hace un buen competidor :)




Los contras que le he encontrado son un par:
Lo primero es básicamente lo misma que me pasaba arriba con el asunto de la tapa... los Kurecolor no tienen para sujetar la tapa del rotu al propio rotu y tienes que estar pendiente del asunto de que el gato no te lo coja y decida jugar al futbito con ello. Otra pega es que es complicado saber con qué color estas coloreando, y tienes que referirte a la etiqueta, que ademas es de lás que se va yendo con el tiempo, así que eso no me ha gustado nada de nada.




Así que por lo general, la impresión a nivel de uso es muy buena, y una buena alternativa a los rotuladores copic, ya que en Articomic el precio de un Kurecolor es de 1,95€ mientras que el más barato de la gama Copic (copic ciao) son más de 3€ (y con todo y con eso en Articomic es precisamente donde más baratos he encontrado estos rotuladores con mucho).

Así pues, aquí podéis ver el resultado de los colores Kurecolor que usé para la piel :)



 La primera imagen es únicamente con la base, el segundo se ven ya las sombras de los kuretakes, aunque las sombras más oscuras y los ojos son colores de Copic.

El resto del proceso lo hice con Copic y Stabilos, perfectos para detallitos. Para colorear con copic, si queréis os hago un tutorial más en profundidad otro día (comentadlo si lo queréis ^^).
El resto del dibujo fue poco a poco tomando forma



En la segunda imagen os muestro el Stabilo 68 que uso para dar detalles y sombras de esas que necesitan mucha precisión, van estupendos, el resto es copic a montones, y la lástima es que no se termina de captar bien el color, ya que en directo es mucho mucho más vivo.


 Así pues, si necesitais calibrados Artline, recordad buscar en tiendas especializadas y papelerías. Si lo que buscáis son Copic o Kurecolor, os refiero a Articomic, que se ha convertido ya en mi tienda de referencia, por los precios y la atención, la verdad.

¡Espero que os sea de utilidad! Lo cierto es que me gustaría subir más tutoriales así pues...¿qé os gustaría ver?