jueves, 10 de abril de 2014

Trucos del oficio: Editando Fuentes


Estás maquetando tu nueva creación (aventura, ayuda de juego, webcomic, etc) y quieres utilizar una maravillosa fuente de letra que te encanta y que le da una apariencia magnífica a tu texto. Y cuando seleccionas la fuente de das cuenta de los caracteres con tildes desaparecen, las "ñ" se transforman en cuadrados blancos, etc. Y eso es porque el mapa de caracteres de la fuente que has elegido no tiene los glifos para castellano... ¡Menudo incordio!

Vale, todo tiene solución. La primera y más obvia es... utilizar otra fuente. Hay decenas de fuentes que puedes utilizar en tus documentos con licencias gratuitas o abiertas. Páginas como fontreactor o dafont contienen una gran selección por categorías.

Y luego tenemos la menos sencilla, pero no por ello menos gratificante, que es modificar a fuente seleccionada y añadir los glifos que necesitamos. Habréis leído por ahí soluciones muy complejas para hacer esto. Yo suelo utilizar para esto un programa muy fácil de utilizar y gratuito llamado Type Light. Es bastante fácil editar la fuente y añadir los glifos con las tildes, la "ñ" y la diérisis. Yo suelo copiar las vocales (tanto mayúsculas como minúsculas) y luego dibujar una tilde sobre ellas con 4 o 5 puntos. La "ñ" funciona de modo similar, trabajando a partir de la "n". ¡No te olvides de las mayúsculas! Ni de los signos de puntuación, ya que estás puedes copiar los cierres de exclamación e interrogación y revertirlos vertical y horizontalmente para tener las aperturas. Para ver los cambios tendremos que volver a instalar la fuente... ¡Y listo!

Type Light también te permite crear tu fuente desde cero, pero eso, amigos míos es otra historia...