jueves, 31 de julio de 2014

Preparando material para presentar a una editorial

Durante las pasadas jornadas RolenQuart iba a participar en una interesante charla sobre cómo presentar material a una editorial. Una reacción alérgica me dejó fuera de juego y me envió al hospital y finalmente no pude participar. Aunque me consta que mis sustituto lo hizo de maravilla (tanto que supongo que no me echásteis de menos :P) me quedó la espinita clavada de mi ausencia. Así que he recuperado mis notas y he creado un pequeño post con ellas, espero que os sea de utilidad.

Cómo presentar un proyecto a una editorial.

El método sencillo

-¡Suéltame pesao! -¡No hasta que me publiques!


Ya hemos acabado...

El método complejo

Este método requiere de algo más de trabajo, pero suele tener más posibilidades de éxito.

Esto no es un sistema 100% eficaz, no es una garantía (No me denunciéis si recibís una respuesta negativa).

¿Qué vas a enseñar?
Tu proyecto puede estar en varios estados de desarrollo, pero debe tener suficiente entidad como para detallarlo. Es decir, lo que presentes tiene que decirle a aquellos que lo van a leer, de qué va tu proyecto. Puedes mandar un borrador, un esquema, o un proyecto casi completo, pero sea como sea, asegúrate que incluye todo lo necesario para que los que van a decidir puedan ver en su conjunto de qué trata, sus puntos fuertes y aquello que lo hace único.

El temor a las editoriales malvadas
Algunos piensan que las editoriales son el hombre del saco y que van a plagiar rapidamente su idea, a apropiársela y sacarla por su cuenta. Sin embargo no conocemos ningún caso en el que haya ocurrido algo semejante. De todas formas, es una práctica recomendable registrar tu obra.

Registra tu obra
Es una buena práctica registrar tu obra en alguna entidad que pueda acreditar tu propiedad de derechos. De este modo te sentirás mucho más seguro y tendrás las espaldas cubiertas en el poco probable caso de que ocurra algo. Algunas entidades como SafeCreative te permiten hacerlo incluso a través de la red.

Presentando el juego
Adjunta siempre una pequeña "carta de presentación", breve, explicándo quién eres y qué estás enviando, normalmenre con una pequeña sinopsis sobre tu juego, del estilo que encontrarías en la contraportada del manual. Se cortés y formal, estás proponiéndoles una aventura y un negocio, no es bueno un trato informal ni excesivamente familiar.

Asegúrate que lo vas a enseñar tiene una redacción decente, cuanto más cueste leerlo y entederlo, mucho peor. Piensa que tu obra está dirigida a un público que no eres tú, de modo que todos deben poder entenderla. Intenta que no haya demasiadas faltas de ortografía, aunque más adelante un corrector se vaya a encargar de la revisión, y es posible que el texto final pase varios filtros, las faltas graves suelen no sólo distraer sino disuadir de la lectura. Un poco de cuidado no está de más.

No incluyas textos o imágenes que no sean de tu propiedad en el borrador, aunque sean sólo como referencia pueden confundir a la editorial y hacerles pensar que eres el propietario de los mismos. Si tienes imágenes o dibujos que crees que encajan y tienes derechos sobre los mismos, adjúntalos como arte conceptual, porque pueden orientar y ayudar a visualizar tu juego, también se valorarán.

No busques "contentar a la editorial" con tu redacción, no les hagas la pelota, ni trates de demostrar que eres su mayor fan. Sé sincero, cree en tu proyecto y enséñale a los demás sus virtudes.

Si caes, levántate. Hay proyectos que no son aceptados a la primera. Un buen editor posiblemente te haga algunos apuntes o te de algunos consejos sobre tu juego. Si no le ha convencido, no es porque tengan una conspiración contra tí o porque no comprendan lo guay y molón que es tu juego. La crítica constructiva te puede hacer mejorar mucho tu proyecto. No te sientas derrotado, aprovecha los consejos, revisa tu proyecto y vuelve al ring con nuevas armas.